Sonia Luna la atleta que representó a Arauca en los paralímpicos de Brasil 2016, conozca su historia.

Por: Nelson Andrés Franco.

Llegar a la casa de Sonia significa ser recibido con los brazos abiertos y una sonrisa esplendorosa que irradia desde el primer momento nuestra invitada a la sección “Personajes”; Sonia Luna es una joven araucana que nos hace sentir orgullosos pues ha dejado en alto el nombre del departamento en diferentes certámenes deportivos a nivel nacional e internacional.

Su tía ha sido el motor fundamental y el principal apoyo en la carrera como atleta, ella dice que Sonia es una excelente persona, luchadora y bastante emprendedora, nos cuenta además que sabe llevar con calma cada una de las dificultades que la vida le presenta a diario y reconoce que los logros alcanzados por Sonia han tenido una connotación de lucha y sacrificio.

Nuestra atleta cuenta que la familia es y seguirá siendo la principal fuerza que la anima a continuar trabajando para alcanzar todas las metas trazadas en el atletismo, narra feliz cada uno de los triunfos que ha logrado conseguir a lo largo de su carrera.

Sonia relata con preocupación que la pista para los entrenamientos está en pésimas condiciones, y que el apoyo de las entidades gubernamentales no ha sido el esperado “La verdad nosotros entrenamos allí porque nos gusta y nos nace hacerlo, pero las condiciones realmente no son las mejores”.

“El proceso formativo como atleta comenzó hace cuatros años, fue una pasión que surgió gracias al apoyo de muchos otros compañeros, que día a día me instaban a seguir este camino, desde ese momento empezaron las competencias atléticas” cuenta.

Participación en Brasil 2016

Tres meses estuvo Sonia en una concentración fuera del departamento de Arauca, todo ello como parte de la preparación requerida para poder participar en los juegos Paralímpicos de Brasil de 2016, de donde trajo una medalla olímpica que muestra con orgullo a quién la visita.

“Gracias a Dios en Brasil me fue muy bien, realmente fue un trabajo muy duro pero el compromiso del guía y el entrenador para llegar hasta allá fue decidido y fundamental” Relata orgullosa Sonia Shirley.
“Cuando Sonia ganó la medalla en Brasil nos llenamos de felicidad y la alegría fue tal que preparamos un significativo recibimiento para cuando llegara, sabíamos que estaba cumpliendo uno de sus más anhelados sueños” dice la tía de Sonia.

Mientras el tiempo transcurre Sonia continúa trabajando y entrenando fuerte para mantener con vida el espíritu deportivo característico en ella y en el camino hacia los entrenamientos avizora metas que espera cumplir en un futuro no tan lejano.

Comentarios